La buena vida en Koh Samui

noviembre 21, 2012

Salida del hotel a las 11 am. Llegada a la estación de buses de Krabi. Espera hasta la 1:00. Llegada a Surat thani a las 4 pm. Espera de media hora. Salida del puerto Donsak. Ferry de dos horas. Llegada a Koh Samui. Taxi de 40 minutos hasta Chaweng. Total del trayecto: 8 horas.

Chaweng es lo más pituco de Koh Samui. Hay dos zonas recomendadas para quedarse, con bastante oferta de hoteles y restaurantes, Chaweng y Lamai.

En esta gran isla de la costa este de Tailandia, con forma de España, está el clásico concepto de resorts en primera línea de playa en toda la costa. En las noches estos abren sus puertas a modo de bares, para que la gente se pueda tomar algo acostado en colchones mirando al cielo o al mar. Se pasean niños vendiendo collares de flores, hombres con monos o iguanas para sacarte una foto polaroid o los clásicos malabaristas de fuego haciendo todo tipo de trucos. El cielo se ilumina de vez en cuando con fuegos artificiales y se llena de puntitos de fuego que son globos de papel lanzados por los turistas. Este tipo de bar es el Ark bar, donde el entorno es increíble, pero la mano del bar man deja mucho que desear. Otro bar recomendable es el Ice bar, un local a menos 8 grados hecho completamente de hielo, donde te pasan capas y gorros rusos para pasar un rato agradable. El solo bar ubicado en la calle principal y la discoteque Green Mango también merecen una visita. De todas formas está lleno de otros lugares para tomar algo con una onda más Reggae o el infaltable Irish bar que nos ha acompañado en todos nuestros destinos. Sólo hay que considerar que tipo 2 am empiezan a cerrar sus puertas.

Tiendas de bolsos, poleras, anteojos y relojes siguen apareciendo en esta costa, aun que un poco más caro. A pesar de haber más variedad, no le llega ni a los talones a Bangkok, asique si van a ir para allá después es mejor que se controlen.

Nosotras sólo nos compramos un GRAN bolso. Era tanto el sacrificio que implicaba cerrar nuestras enormes mochilas y la cantidad de bolsas que llevábamos en las manos, que decidimos comprar una imitación de un bolso North Face para llenar, cerrar y dejarlo así hasta el final del viaje. Como dice Borges en su poema Instantes, "Si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano". Que sabio consejo, trajimos cosas que están en la mochila desde el día uno y ni las hemos sacado.

Demasiada suerte llevábamos con el clima y fue aquí donde se acabó nuestra fortuna. Fuimos a la playa de Lamai y nuestro día de playa se terminó a las 4 de la tarde por la lluvia. Lluvia que nos acompañó el resto del sábado y todo el domingo.

Mañana nos volvemos a embarcar, dejamos el relax y la buena vida para tirarnos de cabeza a Koh Phangan, la famosa playa de la Full Moon Party. Millones de personas ya se están moviendo a esta isla para la gran fiesta de la luna llena que tiene lugar el 28 de noviembre. Ojalá encontremos algo y no durmamos en la playa! Ya les contaré eso!

Saludos desde el otro lado del mundo!

También te puede interesar...

0 comentarios

Mis favoritos

Mis favoritos
"Lo que aprendí en Calcuta"